LO QUE MAL EMPIEZA MAL ACABA: MORENA-PVEM

COLUMNA | Visión de Líder

Por Angel Pablo Reyes Santiago

El inicio de trabajo en el Senado de la República y la Cámara de Diputados quedó marcado negativamente y manchado para la posteridad por dos razones: la licencia concedida por los Senadores a Manuel Velazco  Coello para regresarse a fungir como Gobernador, y la segunda por la confrontación entre los diputados Porfirio Muñoz Ledo y Gerardo Fernández Noroña, viejos aliados que se enfrentaron en un esgrima verbal con ánimos de protagonismo.

Lo peor es que ambas fallas en el arranque del Congreso de la Unión son responsabilidad del grupo parlamentario mayoritario: MORENA. Quien tiene mayoría en ambas cámaras y que lamentablemente dejó mucho que desear.

Para los que lucharon por la “Cuarta Transformación” del país resulta una pena decirles que han sido timados, y si no creen basta revisar la versión estenográfica en la página del Senado para ver la defensa que hizo Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Senado postulado por MORENA , para concederle la licencia a Manuel Velazco Coello y lograr que este para que regrese a terminar su periodo como Gobernador, además que pueden ver la votación de sus Senadores a favor como el caso de Ricardo Ahued de Veracruz

Además de timar a todos los mexicanos con la promesa de “juntos haremos historia”, los senadores de MORENA hicieron solitos su historia de traición a los chiapanecos cuando respaldaron al gobernador del Verde Ecologista quien no ha podido levantar a Chiapas del rezago social en que vive.

Los votos de MORENA antepusieron el derecho de un solo individuo por encima de los intereses de los chiapanecos, privilegiaron a un político que cambio la Constitución de su Estado para permitirle ser Senador Plurinominal, un personaje ligado al viejo régimen priista que se coló al presupuesto por 6 años y le permitieron regresar a su entidad a terminar el resto que le queda como gobernador para luego regresar a la cámara alta.

Sin embargo nada de esto fue por casualidad sino por causalidad y resulta evidente el amarre que MORENA hizo con el PVEM, este partido que ha sido la rémora política del PRI y que ahora será del partido de AMLO, llevando toda la corrupción que este instituto tiene, porque a pesar de lo que afirme el partido que triunfo en las elecciones, no se purifica la corrupción acercándose a ellos, solo se maquilla.

Mientras esta traición se consumaba en la primera sesión del Senado de la República que pudo haber sido el inicio para cumplir las expectativas de los millones de mexicanos que votaron por “la esperanza”, en la Cámara de Diputados Porfirio Muñoz Ledo se peleaba con Gerardo Fernández Noroña por el protagonismo quedando también eclipsado todo lo positivo que para variar no se dio en el primer día de trabajo.

Quizás muchos desconozcan la importancia del trabajo en el Congreso de la Unión, pero para los que reconocen su aportación al país saben que la sesión del martes 4 de septiembre daba inicio al Primer Periodo de Sesiones Ordinarias, del Primer Año de ejercicio de nuestros 500 Diputados y 128 senadores, arrancó mal y basta recordar lo que la sabiduría popular producto de la experiencia suele afirmar: “Lo que mal empieza, mal acaba”.(10/Sep/2018)

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *