SON POLVO DE AQUELLOS LODOS…

COLUMNA | Con Derecho a Réplica

Por Francisco Vargas Perales

Ni duda cabe que en Tuxpan tenemos el síndrome del gatopardismo, todo cambia para seguir igual, políticos van y políticos vienen y la situación en el puerto de Tuxpan sigue siendo la misma. Porqué escribo esto, estimados lectores, porque los partidos políticos, lo sabemos,  postulan candidatos a conveniencia, pero a conveniencia de ellos, no importándoles que el susodicho candidato sea un ilustre desconocido en la población, de esos traídos de tierras lejanas  y que llegan a Tuxpan ofreciendo el oro y el moro para obtener el triunfo y ¡adiós Nicanor!, no los volvemos a ver, esto sucedía cuando el Partido Revolucionario Institucional era el ganador por excelencia y desafortunadamente sigue sucediendo en la época actual.  Le explico, inteligente lector.

Allá por la década de los 80’ el padre PRI nos envió de la capital Xalapa a una señora  de nombre Graciela Patricia Gómez de Ibarra para que se le postulara como candidata a diputada federal; la mencionada señora llegó  al puerto preguntando dónde estaba el edificio del PRI municipal y dónde se comía sabroso,  esto es, con un desconocimiento total del distrito de Tuxpan que pretendía representar en el Congreso de la Unión.

Los serviles directivos del Comité Municipal del PRI de inmediato le asignaron dos chaperonas para que le sirvieran de guía a la mencionada candidata, quien por cierto hacia campaña los fines de semana únicamente, poco se le llegó a conocer a ella y a sus propuestas de campaña, esto no importaba, el triunfo estaba asegurado para el PRI en aquellos ayeres.

La mencionada candidata ganó la diputación y tomando la constancia de mayoría levantó vuelo, nunca más se le volvió a ver por Tuxpan, por cierto algún porteño ingenioso le acomodó el apodo de “la Tepa” porque todos sabíamos que existía y nadie la veía.

De igual forma, por aquellos ayeres nos llegó un personaje que después se supo era dirigente estatal de la Central Obrera CROC, a quien habían enviado los dirigentes del Comité Estatal del PRI para que se postulara como candidato a diputado local, su nombre era Noé Ortega, su figura era la del característico negrito porteño, que los tuxpeños pensábamos que era integrante de la Sonora Matancera, tan en boga en aquella época. Su saludo característico del negro Ortega infundía alegría ¡que pasa mi negro!.

Después de conocer las intenciones del negrito croquista, los consabidos políticos locales se prestaron para armarle una campaña de penetración, que caray, de esas que acostumbraban los priistas y hacían ganar a sus candidatos, concentraciones de masas, sí señor, codo con codo, hombro con hombro, la avenida Juárez repleta de gente con banderines del tricolor, jilgueros en el entarimado elogiando al advenedizo como si fuera la esperanza de Tuxpan.

El negrito, lógico, ganó la diputación y se fue a su reducto Xalapa, nunca más se volvió a saber de él; eran aquellos tiempos gloriosos del Partido Revolucionario Institucional.

Pero dicen los letrados que pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla.  Y sucede que para las pasadas elecciones el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), PT y Encuentro Social, nos enviaron del municipio de Álamo-Temapache a una candidata a diputada federal, María Bertha Segura Espinoza.

Desde su llegada al distrito se le estuvo cuestionando por no realizar campaña, poco se le veía por estos lares, pocos tuxpeños la conocían, la señora ganó la elección arronzada por la espiral de AMLO y se convierte ipso facto en diputada federal por Tuxpan y tal parece que la ahora diputada aplicó la frase del gran cónsul romano Julio César de vine, vi y vencí, porque desde que le fue otorgada la constancia de mayoría no se le ha visto llegar a este puerto.

Caso contrario el de su correligionario Marco Medina Pérez, diputado federal plurinominal, quién ha estado realizando reuniones con los sectores de la población y está por realizar una reunión con  habitantes de la zona de Higueral que pueden ser perjudicados con el relleno del río que ha hecho una compañía portuguesa.

Con lo anterior nos damos cuenta que el electorado aunque asiste a las urnas a votar, todavía no cumple su mayoría de edad intelectualmente, todavía los partidos políticos siguen enviando de la ciudad de Xalapa, como aquellos ayeres, a candidatos que le son útiles para sus fines, pero inútiles para el pueblo,  son polvos de aquellos lodos.  Yo digo y nada más. Y hasta la próxima D.M.

Para Réplica y comentarios se pone a su disposición el correo electrónico franciscovperales@hotmail.com

(24/Sep/2018)

Please follow and like us:

One thought on “SON POLVO DE AQUELLOS LODOS…

  1. No desesperen, Maria Bertha Espinosa Segura, regresara a Tuxpan y al distrito. Ella trabajará de la mano con nuestro gobernador electo Cuitlahuac Gracia Jiménez. MORENA supo elejir muy bien a nuestros legisladores y cumplirán con su cometido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *