A REGIDORA DE COMERCIÓ LE PREOCUPA UNA SEÑÁLETICA, MIENTRAS ESTÁ TRANQUILA POR EL AMBULANTAJE EN POZA RICA

>> Vanessa Balderas lleva su preocupación al cabildo porque hay una placa que dice “Cazones” y antes no estaba, mientras lleva 16 meses sin resolver el problema del comercio ambulante en el primer cuadro de la ciudad, el cual la tiene muy tranquila.

Redacción Libertad

Poza Rica, Ver.- La Regidora Vanessa Balderas Sánchez, Comisionada en Comercio, externó su preocupación por una placa que dice Cazones en el primer cuadro de la ciudad la cual en meses anteriores no estaba colocada.
En asuntos generales, cuestionó al edil de Tránsito y Vialidad, Eloy Núñez León argumentando que ciertos ciudadanos –comerciantes-, le dieron a conocer la situación de lo que pasa en el primer cuadro de la ciudad, alrededor del Mercado Poza Rica.
Al respecto Núñez León le explicó que anunciaba la ida de taxis de Poza Rica a Cazones, que no era una señáletica del gobierno municipal y ya de paso la invitó a realizar verdaderas acciones para resolver el problema del ambulantaje que en la zona porque los comerciantes se invaden la vía pública y afecta el tránsito de las personas.
Tras una polémica que se levantó en el cabildo de Poza Rica, varios ediles coincidieron que el tema de los sitios de taxis competía a Transporte Público del Estado e incluso la invitaron a enfocarse en el ramo de comercio a Vanessa Balderas, tal como es su obligación.
Y es que resulta que Balderas Sánchez -quien llegó al cargo edilicio gracias al principio de paridad de género-, asumió la Comisión ignorando todo los problemas en el comercio formal e informal, pero tras 16 meses no ha dado ninguna acción positiva a la ciudad a pesar de cobrar más de 140 mil pesos mensuales, metiendo gastos por comprobar al presupuesto y pidiendo prestamos los cuales se desconoce si los pagará al erario público.
Las nulas acciones de la edil para regular el ambulantaje son vistas por cualquier ciudadano que tiene la necesidad de caminar en el primer cuadro de la ciudad donde se topan con las mercancías de los vendedores.

Además, Vanessa Balderas incumple su obligación de vigilar y regular el comercio permitiendo la anarquía del ambulantaje y fomentando la venta ilegal de piratería, productos chinos y de dudosa procedencia.
En contraposición, la Servidora Pública impide el desarrollo económico de la ciudad al no fomentar al comerciante a establecerse obedeciendo a la nefasta ambición de lucrar con la situación actual.
Desde luego que este problema no es nuevo y lleva al menos 3 administraciones empeorándose y tal como ha trascendido en otros gobierno más allá del cobro de impuestos municipales, la recaudación personal para los inspectores, directores y regidores del ramo es lo que verdaderamente mantiene a esta economía informal que genera buenos dividendos para los funcionarios en turno. (18/Abr/2019)

Te Recomendamos:

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *