EN VÍSPERAS DE CONSUMARSE LA CONCESIÓN DE ALUMBRADO PÚBLICO EN POZA RICA

>> Francisco Javier Velázquez Vallejo reconoció que hay diversas cláusulas que afectan los intereses municipales, responsabilizó a la administración anterior y justifico a su jurídico de no haber podido frenar el contrato de Asociación Público Privado (APP) con NL Technologies, quien se estaría extrayendo millonarias cantidades por 15 años del erario público.

Por Angel Pablo

Poza Rica, Ver.-  Desde agosto del 2017 Francisco Javier Velázquez Vallejo demostró las deficiencias jurídicas que tenía su equipo, pues en aquel momento presentó un “amparo” que le fue “sobreseído” por no estar fundamentado contra el proceso de concesión de alumbrado público que el Ayuntamiento en turno había iniciado con la empresa NL Technologies S.A de C.V., a través de un contrato de Asociación Público Privado (APP).
Estas deficiencias jurídicas de su gente se vuelven a reflejar tras un año y 5 meses el frente de la Administración Municipal al no poder revertir la adjudicación directa de un contrato multimillonario con múltiples irregularidades en el procedimiento de entregar un servicio público que debería realizar el gobierno municipal.
Toda la opacidad que se dio por el Ayuntamiento anterior, la intención por entregar bienes del dominio público para su explotación y el plan de comprometer recursos por 180 meses se encuentran en vísperas a triunfar ante la falta de capacidad del equipo jurídico del munícipe, a cargo de Gonzalo Peralta Juárez, quien no puede defender los intereses del municipio; tan solo en febrero de este año el Ayuntamiento pago 3 laudos de acuerdo con los estados financieros.
Para justificar la inminente concesión, Velázquez Vallejo, citó de emergencia a una rueda de prensa el lunes 29 de mayor para que los medios le ayudarán a difundir lo que antes le había presentado al cuerpo edilicio: el dilema entre firmar el fideicomiso y consumar así la concesión o litigar un juicio -que muy probablemente lo pierda el municipio por haber dado largas- y arriesgarse a ser condenado a cumplir el contrato, pagar las costas del juicio, así como los daños y perjuicios que se le ocasiones a la empresa.
Acompañado de una fracción del Ayuntamiento, el munícipe negó el incumplimiento del contrato tal como se había difundido en un medio estatal, reconoció entablar reuniones con los directivos de la empresa y acusó que hay diversas cláusulas que afectan los intereses municipales y que en nada beneficia a la población.
Además responsabilizó a la administración anterior deslindándose del asunto y justificó a su jurídico de no haber podido frenar el contrato que estaría extrayendo millonarias cantidades por 15 años del erario público, a razón a razón de una base inicial de 2 millones 89 mil 948 pesos, que tendría un incremento del 5% anual – esto último de acuerdo con declaraciones de la Síndico María del Carmen Carballo Vicencio-.
Destacó que actualmente mantiene negociaciones con la empresa para ver si existe aún la manera de evitarse mayores gastos y alcanzar una negociación más justa para todos.
Tal parecer que el tiempo le ganó al Presidente Municipal y aunque lo niegue públicamente, en los hechos lleva 18 meses consintiendo algunos efectos del contrato como la permanencia de las lámparas Led´s –que muchas ya no sirven-. (28/May/2019)
Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *