LA INEPTA SUSTITUCIÓN EN LA JURISDICCIÓN SANITARIA 3

> La Jefa de la Jurisdicción Sanitaria No. 3, ejemplo de “ausencia de limpieza”.
>> María Luisa González Miranda con historial de complicidad del viejo régimen.

Por Angel Pablo Reyes S.
Los cambios en la Jurisdicción Sanitaria Número Tres (JSIII) realizados el pasado 8 de agosto donde el Gobierno del Estado designó a María Luisa González Miranda como nueva titular en relevo de Gervasio Aguilar Vargas no han dado resultados positivos en los Servicios de Salud que por obligación debe brindar la dependencia a 21 municipios.
Por un lado González Miranda, quien irónicamente se venía desempeñando como Coordinadora de Epidemiologia, tuvo un lamentable desempeño con el manejo de la alerta de salud que se generó de septiembre a octubre en el municipio de Coxquihui, donde fallecieron 2 menores de edad y una docena más tuvo dificultades para recibir atención médica e ingresar a diversos hospitales con síntomas similares a los fallecidos.
En su desastroso papel en la Sierra del Totonacapan que como titular de la JSIII le corresponde brindar el acceso a la salud que es un derecho humano, cabe destacar que fue hasta exhibida en videos con falta de sensibilidad hacia la población al rechazar beber agua y comer los alimentos que los veracruzanos de esta zona consumen a diario.
Por otro lado, el nulo trabajo de Maria Luisa se puede apreciar a lo largo y ancho del extenso territorio de la Jurisdicción Sanitaria donde los servicios de salud de Veracruz no llegan.
Además, de acuerdo con fuentes confiables de la dependencia, desde que asumió la Jefatura existe un desorden en las distintas coordinaciones en las que se organiza la dependencia para prestar los servicios de salud en su circunscripción.
Los entrevistados aseguran que la ineptitud de la funcionaria permite también que el sindicato de trabajadores, con sus dos secciones, influya dentro de las decisiones que debería tomar ella en las campañas y programas de salud.
Asimismo, otras fuentes se cuestionaron irónicamente el “¿Por qué?” de los resultados negativos de González Miranda pues tiene una constante actividad “con la camioneta de la jurisdicción”, para después asegurar que el constante uso es para asuntos personales, asegurando que la han visto en horas de trabajo comprando en “Fabricas de Francia”, gastándose la gasolina y usando el vehículo oficial asignado a la Jefatura.
Aunado a ello, está la ineficacia de hacer “limpieza del personal nefasto” – sindicalizado y de confianza-, que labora en la dependencia desde antes del gobierno corrupto de Javier Duarte de Ochoa y que hasta la fecha no han sido removidos.
Sin embargo, María Luisa González Miranda es el vivo ejemplo de la “falta de limpieza”. Con más de una década de servicio en la dependencia, escudada bajo su estatus de empleada sindicalizada, ha sido cómplice de 2 sexenios y de las Múltiples Irregularidades en la Jurisdicción Sanitaria que dejaron los priistas, tal como lo expuso el ex titular Gervasio Aguilar Vargas cuando; entrevistado por Revista Libertad informó desde aviadores con sueldos superiores a 50 mil pesos hasta ausencia de aparatos con un costo de miles de pesos.
Por ello no se puede esperar resultados positivos de esta funcionaria que sirvió a un “régimen de corrupción” que generó el más grande daño patrimonial a la Secretaria de Salud de los Veracruzanos.
Su Jefatura y continuidad en la JSIII es un error del “Gobierno del Cambio” que lleva casi tres meses y un peligro para los servicios de salud de Veracruz.
Finalmente, es de subrayar la urgente intervención del Diputado Local, José Kirsch Sánchez, quien como presidente de la Comisión Permanente de Salud y Asistencia en el Congreso de Veracruz debe supervisar a la Secretarias y dependencias que forman los Servicios de Salud de Veracruz para que cumplan sus acciones específicas en esta materia de gran importancia para los veracruzanos.
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *