MÁS DE 5 AÑOS SIN AULAS DIGNAS

>> La telesecundaria del Arroyo del Maíz recibe la primer aula construida por el Regidor Fausto Dávila producto de la donación del su salario.

>> Alumnos, padres de familia y docentes agradecieron el salón de clases totalmente equipado.

 

Redacción Libertad

Poza Rica, Ver.- Más de 5 años llevaban esperando un aula digna alumnos, padres de familia, personal docente y administrativo de la escuela Telesecundaria estatal con clave 30UV0464W de la zona escolar 604 en la colonia Arroyo del Maíz donde se impartía las clases en condiciones infrahumanas en pleno siglo XXI.

Este miércoles 22 de agosto, la espera tuvo un respiro con la inauguración y entrega de la primer aula totalmente equipada que les regaló el Regidor Fausto Jaimit Cabrera Dávila, quien desde que el mes de enero anunció que destinaría el 60 por ciento de su sueldo para beneficiar directamente a causas sociales.

Como parte de ese compromiso, el Doctor Fausto Dávila -como popularmente se le conoce en la región-, había prometido a finales de enero la construcción de un aula tras conocer que los estudiantes recibían enseñanza en dos galeras habilitadas como salones, circuladas con madera, lonas y costales, con piso de tierra.

En su mensaje a los presentes, el regidor comisionado en Salud y Asistencia Pública recordó las condiciones deplorables que constató en aquellas fechas de lluvia por lo que de inmediato empezó a comprar el material para la construcción “hablando y trayendo la arena, hablando y trayendo el block, hablando y trayendo la varilla”, expreso.

Fausto Dávila expuso que habían pasado en el gobierno un Presidente de la República, dos Gobernadores, Alcaldes, diversos funcionarios y las condiciones de la escuela seguía igual o peor, “pero tuvo que venir un humilde regidor a tomar la iniciativa”, puntualizó.

Agregó que gracias a ello el Gobierno Municipal que Preside Francisco Javier Velázquez Vallejo tuvo la sensibilidad de voltear a ver a esta escuela y desde el cabildo se aprobó la construcción de dos aulas más que en breve serán entregadas para su útil aprovechamiento.

Asimismo, recordó las anécdotas que su papá le contaba cuando era niño y el esfuerzo que hizo para poder ser un profesionista “mi padre me platicaba: Fausto, cuando yo iba a la primaria tenía que caminar de 3 a 4 horas y siempre traía mis huarachitos llenos de lodo. Cuando yo vine aquí y vi los zapatitos de los niños me fue imposible no recordarlo eso me sensibilizó… y quiero decirles con orgullo que ese niño indígena zapoteca con huarachitos llenos de lodo hoy es también dueño y fundador del Hospital Fausto Dávila”.

Finalmente invitó a los alumnos a valorar lo que tienen “valoren  esta aula que con cariño y amor se les está regalando, estudien mucho y recuerden que les pueden quitar todo lo que tengan, pero lo único que no te pueden quitar es lo que tengas en la cabeza y lo que puedas hacer con tus manos.”(22/Ago/2018)

 

Te Recomendamos:

     ¡EDUCÁNDOSE EN EL OLVIDO!

     ¡CUMPLE FAUSTO DÁVILA!

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *