NO HUBO TRABAJO EN TRÁNSITO MUNICIPAL DEL GOBIERNO ANTERIOR

>> Además de la anarquía heredada no había ni reglamentación municipal, afirma el Regidor Eloy Núñez, quien expone que el Bando de Policía y Buen Gobierno aprobado por los actuales ediles genera una base normatividad que se complementará con un reglamento.

Redacción Libertad

Poza Rica, Ver.- De los múltiples problemas heredados por la administración anterior, sin lugar a dudas, destaca la anarquía en el tránsito y las vialidades de la ciudad, mismas que deberían ser públicas pero tal parece que actualmente tienen dueños.
De acuerdo con el Regidor Eloy Núñez León, Comisionado en Tránsito y Vialidad en el actual Ayuntamiento, no existía si quiera una base normativa para regular el desequilibrio que permitieron los gobiernos anteriores.
Al respecto destaca que no existe un Reglamento Municipal de tránsito, producto de la inercia de los ediles anteriores quienes continuaron dejándole a Gobierno del Estado la responsabilidad de regular el tránsito y lo usaron para recaudar.
Explicó que por mandato de la Constitución Federal es competencia municipal y que esa base normativa la conserva la Constitución de Veracruz, La Ley de Tránsito y Seguridad Vial del Estado y la Ley Orgánica del Municipio Libre.
Subrayó que el viejo régimen le convino concentrar el servicio municipal al Estado con la idea de controlar la corrupción y citó como ejemplo la ausencia en depósitos de vehículos y grúas municipales, servicios que están concesionados a particulares.
Núñez León dijo que actualmente el cuerpo edilicio trabajó en el Bando de Policía y Buen Gobierno como base legal para regular a nivel municipal, mismo que se debe de completar con un Reglamento Municipal en la Materia y la creación de una Unidad Administrativa Municipal de tránsito y seguridad vial o su equivalente.
Agregó que tanto la corporación estatal y la unidad municipal pueden coexistir, con la finalidad de regular y no recaudar, ya que actualmente no hay siquiera elementos estatales suficientes para vigilar que los ciudadanos respeten las normas de tránsito.
Cabe destacar que el último regidor en Tránsito y Vialidad fue el perredista Francisco Cázares Echeverria, quien lo único que hizo además de enriquecerse a lo largo de 4 años fue raparse el cabello, pues nunca reguló y permitió la anarquía que existe actualmente.
Políticos como Cazares Echeverría que nunca han trabajado por la ciudadanía son los que deberían ser depurado de los institutos político con la finalidad de que los partidos se reivindicarse ante la sociedad y no darles la oportunidad de colarse en la próxima contienda municipal.
Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *