AL FRACASO ELEVADOR DEL PALACIO MUNICIPAL, TIENE REDUCIDO ACCESO PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD

>> La puerta de 70 centímetros es más pequeña que las dimensiones de varias sillas de ruedas.

Redacción Libertad

Poza Rica, Ver.- La polémica y millonaria obra del elevador que se construye en el Palacio Municipal, que supuestamente es para brindar acceso a las personas con discapacidad, ahora es criticada por la población por las reducidas dimensiones de sus puertas que son de 70 centímetros, medida inferior que varias sillas de ruedas.
Esta obra fue construida por la persona física Diana Loya Mejía por un importe total de 1 millón 485 mil 854 pesos con 82 centavos ($1,485 854.82), de acuerdo con el contrato MPR-131/DOP/FORTAMUN 2019/IA3-2019 3013 1012 8 obtenido por Revista Libertad mediante solicitud de acceso a la información.
La puerta del elevador construida en la segunda planta del Palacio Municipal.
Luego de múltiples señalamientos por la población, realizamos una exploración física de las dimensiones de la puerta construida para acceder a la segunda planta la cual mide 70 centímetros y tras revisar el tamaño de algunas sillas de ruedas constatamos que superan esa cantidad; algunas miden 80 centímetros por el tamaño de las llantas.
Cabe mencionar que esta obra, propuesta en el 2018 por el Regidor Fausto Jaimit Cabrera Dávila, estaba fundada en la Ley General para la inclusión de las personas con discapacidad y motivada por la dificultad ellas y de adultos mayores para acceder a las oficinas del Gobierno Municipal y al auditorio.
70 centímetros tiene la puerta.
Sin embargo, se desvirtuó desde su presupuestación por la Dirección Municipal de Proyectos a cargo de Ventura Sánchez Foti quien mando primero una cantidad de más de 5 millones de pesos planeados ejercer del fondo federal FORTAMUNDF, cantidad que levantó críticas principalmente por el sector de la construcción por considerarse inflada.
Además, la obra que para muchos es innecesaria y otros de importancia, lleva un retraso por casi 2 meses, pues de acuerdo con el contrato tenía que haberse terminado el 18 de septiembre.
Parte de ese retraso fue porque el aparato fue detenido en la aduana de Manzanillo, Colima, por problemas de importación, dato que se le dio a conocer al cabildo el pasado 14 de octubre en la sesión de cabildo donde se informó el avance de obras, informe donde se mintió aseverando que llevaba el 80 por ciento de construcción.

El haberlo introducido al país por el pacifico hace pensar que el instrumento fue comprado en China y aunque el gobierno municipal ha sido opaco en informar sobre esa situación, es muy probable que su estructura no cumpla con los estándares de las normas mexicanas para personas con discapacidad.
Por lo pronto la exactitud de las matemáticas no les favorece a los constructores ni tampoco a los funcionarios municipales encargados de supervisar la obra, no obstante, esperemos el dictamen final de la auditoria del ORFIS para ver si tiene observación o si este órgano fizcalizador, bajo los gobiernos de la cuarta transformación se volvió invidente.
Caratula del Contrato del elevador.

________________________________________________________________________________

Te recomendamos: 

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *