EL DESCARO DE JUAN NICOLÁS CALLEJAS

>> El candidato del PRI al Senado de la República quiere el voto de los veracruzanos pero no vincula con el pueblo; contrario a ello realiza su campaña con el añejo “acarreo político”,  reuniendo en su mayoría a petroleros y maestros en el V Distrito y enarbolando la vieja promesa de donar parte de su salario cuando sea Senador.

Por Angel Pablo Reyes S.

Poza Rica, Ver.- Confiado en la añeja costumbre del “acarreo político” Juan Nicolás Callejas Roldán, candidato al Senado de la República por el PRI-PVEM-PANAL, realiza su campaña proselitista manteniendo distancia con el pueblo de Veracruz.
El heredero del finado líder moral de la Sección 32 del SNTE, mantiene el legado del viejo PRI al concentrar “voluntariamente a fuerzas” a maestros y petroleros –en su mayoría-, en su mitin político realizado el pasado 11 de abril en el Salón Renault de esta ciudad donde sus operadores políticos no superaron los mil aglutinados.
Previo al arribo del candidato, al menos una decena de trabajadores de la educación en deuda con Gaudencio Hernández Burgos, ex dirigente de la Sección 32 del SNTE, coordinaban la estancia de docentes, mientras que otros personajes como el ex Síndico de Coatzintla, Juan José Patiño Blanco, con la intención de “quedar bien” con Callejas Roldan en el saludo de bienvenida acentuaban la palabra “maestro” ó “maestra”, según fuera el caso.
Por otro lado se pudo apreciar a más de un delegado de la Sección 30 del  Sindicato Petrolero quienes organizaban y supervisaba la presencia de sus compañeros, principalmente del personal de confianza que aspira a tener continuidad de contratos eventuales.
También se contó con la participación de la candidata a Diputada Federal, Lília Christfield Lugo, que desde llevó a un grupo reducido de personas a la concentración que la acompaña en su campaña proselitista.
Además estaban todos los cartuchos quemados que le restan al PRI, personajes que han sido incapaces de sumarle votos en las elecciones del 2015, 2016 y 2017 donde este partido se ha ido hundiendo en las preferencias de la población.
La arenga de los oradores fue inútil en una elección que exige contacto ciudadano, pues Juan Nicolás Callejas no tuvo la delicadeza de saludar de mano a los ciudadanos que votarán el primero de julio, creyendo ciegamente que el voto corporativo le puede dar resultados.
Cabe destacar que el ex Diputado Local también es uno de los personajes chapulines que están buscando cambiar de curul y asegurar su futuro, en su caso, por 6 años, abandonando sus responsabilidades en el Congreso de Veracruz.
Pero además de la traición como legislador está el desconocimiento de las necesidades de la población ajena al priismo hipócrita que no logra despuntar.
En el colmo del descaro político el aspirante a Senador no trae claras propuestas y su bandera es donar el 70 % de su salario sin precisar a donde destinará ese dinero, ni para que o quienes, práctica que en los 17 meses como legislador local y ahora pretende insultar la voluntad de los ciudadanos con una ridículo ofrecimiento. (12/Abr/2018)
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *