INCREPA FAUSTO DÁVILA A REPRESENTANTE DEL “COMITÉ PATITO” DE ADQUISICIONES

>>El regidor exige que le realicen las compras acordadas por cabildo desde el 2018 para diversos proyectos tales como los módulos de primeros auxilios para los parques, nebulizadores para la unidad municipal de fumigación contra el dengue y medicamento en los botiquines de primeros auxilios que fueron entregados incompletos.

Redacción Libertad

Poza Rica, Ver.- El Regidor Fausto Jaimit Cabrera Dávila exigió en cabildo la compra de diversos artículos que fueron aprobados por el cuerpo edilicio para la realización de diversos proyectos aprobados desde el 2018.
La petición la realizó en asuntos generales de la reciente sesión de cabildo, luego de discutirse la legalidad del “comité de adquisiciones” que fue creado con 18 integrantes el año anterior (cuando un Ayuntamiento no necesita crear un comité pues en base a la Ley él es), mismo que nombró en una sesión a parte del cabildo a un “subcomité”, también “patito” y donde al parecer le entregaron amplias facultades para las compras a una sola persona cuando la ley contempla que sea un órgano colegiado.
En su intervención, el Doctor Fausto Dávila –como se le conoce popularmente al edil-, pidió una aclaración de quien era el responsable de los retrasos en las adquisiciones necesarias para poder operar los proyectos que había presentado el año pasado.
“El que está quedando como un reverendo, no puedo decir la palabra, soy yo, porque de nada me sirve hacer propuestas sino se aterrizan”, enfatizó.
En respuesta el Presidente Municipal, Francisco Javier Velázquez Vallejo, propuso al cabildo que se le diera uso de voz al Director de Administración, Placido Alvarado Guzmán, quien presuntamente es quien realiza las compras en el Gobierno Municipal.
Al increparlo, el Regidor le cuestionó el por qué de los retrasos en la compra de los medicamentos si era algo sencillo, a lo que Alvarado Guzmán desorientado le contestó si se refería a los maniquís para las prácticas de primeros auxilios, por lo que visiblemente molesto le refuto que esa era otra compra.
Ante los enérgicos reclamos del edil, el funcionario de confianza de Alcalde, no le quedó más que navegar con “bandera de inocente” y a la usanza del viejo PRI tragó “sapos sin hacer gestos” por las peticiones legítimas del Comisionado en Salud.
Finalmente se comprometió a realizar las compras, evidenciando que él era el responsable de todo lo que se compra en el Gobierno Municipal, y demostrando expresamente que ni el “comité patito” funciona, menos el “subcomité” espurio y que solo se han las adquisiciones bajo presión y por consigna. (08/Abr/2018)
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *