PROTESTAN CONTRA PENALIZACIÓN DE MÉDICOS

>> La manifestación nacional fue convocada por la Federación Mexicana de colegios de Anestesiólogos A.C. para respaldar al pediatra traumatólogo que enfrenta en prisión un proceso penal en Oaxaca acusado por la fiscalía de “dolo eventual”.

 

Redacción Libertad

 

Poza Rica, Ver.- Médicos se manifestaron contra la penalización de resultados adversos en la práctica su profesión y para pedir la liberación de un traumatólogo pediatra del estado de Oaxaca a quien las autoridades acusaron de homicidio doloso por el fallecimiento de un niño de tres años a quien operó una fractura, pero este murió  presumiblemente por una reacción alérgica a la anestesia.
Doctores que ejercen su profesión en la práctica privada y en distintas instituciones públicas de la ciudad se reunieron este domingo en el parque Benito Juárez frente al Ayuntamiento a partir de 9  de la mañana con una lona donde exponían:
Los médicos no debemos estar incluidos en el código penal.
El error médico debe sancionarse mediante un proceso civil, no penal.
En el código penal se trata de crímenes.
El error médico no es un crimen.
Crimen se define como la acción voluntaria de hacer daño.
Ningún médico causa daño de forma voluntaria.
En entrevista con la presidenta del Colegio de Anestesiólogos del Norte de Veracruz A.C., Zélica Elda Rodríguez Gómez, explicó que fueron convocados por la Federación Mexicana de Colegios de Anestesiólogos A.C. para realizar marchas y protestas en todo el país contra el asunto médico-legal de los doctores de Oaxaca, donde además del traumatólogo está involucrada la anestesióloga que participó en la operación donde lamentablemente falleció un menor.
Rodríguez Gómez dijo que “es obvio que todos médicos tratamos de preservar la vida de los pacientes pero no podemos controlar en un momento dado las reacciones anafilácticas que pudiera presentar un paciente, a pesar de que estamos preparados con todo el medicamento y con el conocimiento de lo que debemos hacer”.
Agregó que se están pronunciando en contra de este dictamen legal que considera criminaliza a los galenos al aplicarles juicios penales que deberían ser de carácter civil, por lo que pidió a las autoridades concientizar sobre la práctica médica.
Cuestionada sobre la intervención de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED) dijo desconocer su participación y si ellos habían determinado en contra de los compañeros, pero consideró que en muchos de los casos la ley la aplica “gente que no son médicos que carecen de conocimiento que no pueden evaluarnos en funciones del personal médico y hay desconocimiento”.

EL CASO MÉDICO-LEGAL EN OAXACA

Cabe recordar que el pasado 27 de noviembre de 2017, el menor Edward L. T. llegó a una clínica particular de la colonia Reforma, en la capital de Oaxaca, para ser operado del brazo izquierdo tras una caída y horas más tarde falleció, al parecer, por una reacción alérgica a la anestesia.
En días pasados la fiscalía determinó el ejercicio de la acción penal tras la liberación de una orden de aprensión por un juez penal se detuvo al Doctor Luis Alberto P. M. quien actualmente se encuentra en la Penitenciaría Central de Santa María Ixcote, en tanto la anestesióloga presentó un amparó para llevar en libertad el proceso penal.
Posteriormente el fiscal general de Oaxaca, Rubén Vasconcelos, dijo el pasado 6 de abril que la Fiscalía considera que existen elementos de prueba suficientes para sostener que el traumatólogo tratante, Luis Alberto M., incurrió en homicidio intencional, con agravante de responsabilidad médica, por lo que el responsable de aplicar la anestesia al menor está en prisión preventiva, luego de que un juez lo vinculara a proceso.
Rubén Vasconcelos explicó que la Fiscalía a su cargo consideró que existió un “dolo eventual” en el caso. Esto eso, que el médico no tomó todas las medidas de precaución necesarias para evitar la muerte del menor y explicó que “una persona comete dolo eventual cuando sabe del riesgo que corre una persona ante ciertas circunstancias y no toma las medidas debidas para evitar un mal o un daño a las personas”, de acuerdo con información de La Jornada.
El doctor acusado puede enfrentar una condena de entre 8 y 20 años de ser encontrado culpable; el caso continúa movilizando a la comunidad médica tal como paso en la ciudad petrolera donde galenos se sumaron al movimiento nacional de protestas. (09/Abr/2018)
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *