“El Midas” de las Adquisiciones en el Ayuntamiento de Poza Rica

“El Midas” de las Adquisiciones en el Ayuntamiento de Poza Rica
>> Héctor Javier Delgado Avilés, hombre de confianza del Alcalde, infla cotizaciones, compra “a modo”, distribuye ganancias y se lleva su tajada.

Redacción Libertad

Poza Rica, Ver.- No solo es el nepotismo lo que distingue a la administración municipal que preside Francisco Javier Velazquez Vallejo, sino también el lucro inmoderado con el presupuesto de adquisiciones dirigidas por Placido Alvarado Guzmán y ejecutadas por Héctor Javier Delgado Avilés, Subdirector de recursos materiales y servicios generales.

Tanto ex funcionarios como regidores del Ayuntamiento lo señalan de inflar cotizaciones, buscar proveedores y realizar compras “a modo”, de lo cual se presume se saca ventaja.

De acuerdo con la propuesta aprobada en el acta de cabildo del 11 de marzo del 2019, para el año pasado se aprobaron $ 163 millones 985 mil 889 pesos con 77 centavos para el Plan Anual de Adquisiciones.

Esta gasto programado fue integrado por $ 90 millones 673 mil 645 pesos con 39 centavos de Arbitrios (ingresos propios) y $73 millones 312 mil 244 pesos con 38 centavos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FORTAMUNDF).

Todo este dineral de los pozarricenses que debería ser ejercido de acuerdo con los principios de legalidad, honestidad, honradez, eficiencia, eficacia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, imparcialidad, control y rendición de cuentas que establece el tercer párrafo de la Ley de Adquisiciones para el estado de Veracruz, no se realiza así.

Delgado Avilés, a quien le gusta presumir fotos en facebook celebrando las mieles del poder que le permite el Alcalde morenista, es quien va ejerciendo directa y mensualmente este recurso, en coordinación con la Tesorera Municipal, María Soledad Rivera Correa y el Director de Administración Placido Alvarado Guzmán.

Héctor Javier es un jubilado de la empresa Petróleos Mexicanos que se desempeñó en la misma área y a quien señalan de ejercer las mismas prácticas en los tiempos priistas.

En la actual administración, el funcionario municipal ha sido encargado buscar a los proveedores de los vehículos que ha comprado el Gobierno Municipal, como las camionetas para la policía y los regidores, mismas que fueron compradas en otro estado aún cuando hay proveedores locales, y la ley de adquisiciones le da prioridad de esta situación.

Plan de adquisiciones 2019.

Este caso muy sonado fue el que señaló el Regidor Víctor Cantú en el 2019 cuando presento al Alcalde una cotización de que había camionetas en las agencias locales, pero se adquirieron fuera de la entidad.

Otro de los caso que han sido recriminados en las compras fue por el Regidor Eloy Núñez León quien entrevistado con revista libertad comentó que desde febrero del 2018 venia solicitando la compra de clavos, boyas metálicas, señaléticas, semáforos y otros artículos para vialidad y en la dirección de administración le dieron largas buscando a otro proveedor, aun cuando se había presentado una propuesta muy baja.

También está la recriminación del regidor Fausto Jaimit Cabrera Dávila quien interpeló tanto a Placido como al Héctor Javier el retraso en la compra de botiquines, los mismos que solo había comprado el anaquel pero el medicamento no aun cuando tenían ya el proveedor con precio más accesible.

Otro asunto muy sonado fue la adquisición de botes de basura que fueron comprados en el 2019 aun cuando estaban aprobados para ejercerse en el 2018; fuentes de la dirección de administración confirmaron que la propuesta de la Regidora Gregoria Miguel Reyes fue retrasada porque el sub director estaba buscando otro proveedor que traía.

Por su operación en la Sub Dirección a Héctor Javier le apodan “El Midas” aunque, todavía no se aclara si es porque todas las adquisiciones las convierte en oro para él o por la la frase de: “midas un moche”.

Por otro lado también como corrupción está el modus operandi de los funcionarios de la Tesorería Municipal, La Dirección de Administración y la Sub Dirección para lucrar con los más 163 millones en adquisiciones, pues a los proveedores que no acceden a “los moches sugeridos” les retrasan por varios meses la liquidación.

Se sabe que estos proveedores son algunos nacionales quienes no quieren tratar directamente con el municipio, pero hay rumores que esto lo hacen para comprar mediante terceros y revender productos al municipio inflando los costos y obteniendo una ganancia.

En todo esto, la Contraloría Municipal a cargo de José Manuel Lugo Dauzón, a donde se registran todos los proveedores tendrá que investigar si no quiere verse como cómplice y participe de este muladar de corrupción. (18/Mar/2020)

Redaccion